Reducir

Reducir la cantidad de desechos que se genera

Usted puede reducir la cantidad de residuos que genera eligiendo qué basura tira. Esto puede ser fácil y divertido – solo tienes que seguir nuestras sencillas pautas para reducir la basura en el hogar, la escuela o el trabajo.

¿Qué comprar y cómo usarlo?

La reducción de desechos comienza en el supermercado. Al hacer ligeros cambios a su lista de compras, usted puede reducir significativamente la cantidad de desechos que produce dentro y fuera de su hogar.

Compre solo lo que necesite

Reduzca desechos innecesarios evitando compras sin sentido. Los artículos que rara vez se utilizan pueden ser prestados o compartidos con otras personas.

Compre productos reutilizables

Compre botellas en vez de latas y también compre baterías recargables. Estos artículos pueden ser usados varias veces a diferencia de otros, lo que genera menos desechos.

Compre limpiadores multipropósito

En lugar de comprar diferentes limpiadores para cada rol de limpieza.

Compre productos con poco embalaje

Comprando artículos con poco embalaje menos empaques terminan en la basura. Cuando se trate de productos que usa con frecuencia, cómprelos al mayor, en vez de pequeñas cantidades individuales.

Venda o done artículos indeseados

Reduzca desechos donando a la familia, amigos y vecinos artículos indeseados. Puede incluso vender esos artículos en una venta de garaje y adquirir un poco de efectivo extra.

Reduzca el papel desechado cancelando correo no deseado

Usted puede darse de baja de varias listas nacionales de correo.

Reducción de desechos peligrosos

Muchos de los productos peligrosos no pueden ser reciclados, ya que contienen componentes químicos nocivos. Sin embargo, hay maneras de reducir los residuos mediante el tratamiento de productos peligrosos de manera correcta.

Compre productos no-tóxicos

Muchos productos como aceite de motor y pesticidas no pueden ser reutilizados.

Encuentre alternativas más seguras a los productos caseros tóxicos y nocivos

Usted puede incluso hacer sus propios limpiadores caseros usando bicarbonato de sodio y vinagre. Por ejemplo, aceite de oliva con jugo de limón es una buena alternativa para pulir muebles, y las candelas aromáticas son efectivas alternativas a los ambientadores.

Recicle productos automotores

Líquidos para frenos, aceites y llantas deben ser llevados a su estación gasolinera más cercana. Al reciclar estos productos en vez de botarlos, usted reduce el desecho peligroso o nocivo.